EL SOFÁ, MUCHO MÁS QUE UN ASIENTO

El sofá es un elemento imprescindible en el hogar. ¿Quién no lo desea para ver la tele, leer un libro, recibir a las visitas o echar una cabezadita después de comer?

necesidades sofás usos del sofá siesta en sofá

Debido a que pasamos mucho tiempo en él, es muy importante elegir bien, pues debe adaptarse a toda la familia (niños, mascotas, espacio, etc...) y al uso que le demos.

Al escoger un sofá, uno de los factores que influyen en nuestra decisión, aparte del diseño, es la sensación de comodidad.

En la comodidad interviene un factor principalmente: La densidad de la espuma del asiento.

Asientos sofás

Este dato es imprescindible saberlo a la hora de comprar un sofá, pues cualquier sofá nos puede resultar cómodo a simple vista al probarlo en una tienda y después deformarse notablemente con el uso.  Después de todo, un sofá tiene que ser resistente al paso de los años sin renunciar a la comodidad.

En general los asientos vienen rellenos con espuma de poliuretano, aportando firmeza y fibra súper suave para más confortabilidad. Este tipo de relleno aporta una gran resistencia y durabilidad, pues se deforma muy poco. En los asientos, ésta debe ser de mayor calidad, pues es la zona del sofá que va a soportar más peso. Una buena espuma tiene un buen retorno, es decir, que no se queda hendidura.

 La densidad de la espuma se calcula pesando un metro cúbico de espuma. Si un metro cúbico pesa 30 kilogramos, sabemos que la densidad es de 30.  Si en el mismo volumen hay más peso, significa que hay menos cantidad de aire y se traducirá en más durabilidad, ya que con el uso no tiene la misma cantidad de aire para perder que otras espumas menos densas.

balanza peso

El hecho de que tenga más densidad (más espuma) no significa que vaya a ser una espuma más dura, más bien es sinónimo de resistencia y comodidad (dentro de la misma densidad, hay distintos tipos de durezas).

En el mercado encontraremos sofás con asientos desde 20 kg/m3. Es importante saber que menor densidad es igual a más blanda y menor duración y mayor densidad equivale a más firme y mayor duración, pues tiene una mayor capacidad de recuperación..

Las espumas de poliuretano con densidad de 30 ó 35 Kg. son las más apropiadas para asegurar una gran comodidad y durabilidad.  Al principio, la sentada en estas densidades puede resultar un poco más firme, pero a medida que se va usando, se rompe el poro de la espuma y la sentada es más cómoda. 

Nuestra recomendación para una buena tapicería y un sofá de uso intensivo, así como para personas de peso, es escoger una densidad de 35Kg/m3, pues aporta una gran confortabilidad en cualquier dureza.

Sofá Marina

CERTIFICADO FLEX 2000: ESPUMA SIN CARGAS

Hecha la ley, hecha la trampa.  Desafortunadamente, algunos sofás (principalmente de importación) presumen de densidades altas porque añaden aditivos y cargas adicionales a la espuma para llegar al peso.  Esto se traduce en menor recuperación y, por consiguiente, mayor deformación con el uso.

Para Sofanea es muy importante el confort de nuestros sofás, por lo que elegimos a los mejores fabricantes del mercado español y que nos aseguran una máxima calidad, tanto en el armazón, relleno, como en el tapizado de nuestros productos. 

Según un post reciente, recomendamos descartar los productos de importación, no sólo porque esconden explotación infantil, sino también por las pocas garantías que ofrecen.

Por el contrario, los mejores fabricantes españoles de tapicería, trabajan con las mejores certificaciones de calidad, evitándonos cualquier engaño.

Un ejemplo es el CERTIFICADO FLEX 2000: ESPUMA SIN CARGAS.

certificado flex2000 Sofanea 

La regularidad de la dureza de las espumas de Flex2000 es uno de los argumentos de elección y preferencia por los mejores fabricantes de sofás en la Península Ibérica.

Esta certificación garantiza que la espuma no incorpora ningún aditivo o producto no autorizado que pueda alterar la densidad, peso y características de los materiales, de acuerdo con la norma Oeko-Tex 100 clase I, garantizando que no se emplean sustancias nocivas ni perjudiciales para la salud en su fabricación.  Es decir, que los kilos por metro cúbico, son toda espuma, sin cargas adicionales.

oeko-tex 100

 Desde el punto de vista del consumidor, el STANDARD 100 by OEKO-TEX® contribuye a una seguridad de producto elevada y efectiva gracias a sus décadas de experiencia. Los criterios de ensayo y los límites superan con creces las disposiciones nacionales e internacionales en vigor. Además, los controles exhaustivos de productos y las habituales auditorías de empresa desarrollan una sensibilización sostenible en todo el mundo por parte del sector con respecto a la manipulación responsable de sustancias químicas.

Cuando busques un sofá, pregunta por las certificaciones que tiene, pues debería ser más importante saber este dato que probarlo durante 10 minutos en una tienda.  ¡No dejes que te engañen!

Tu sofá no es cualquier cosa, exige una garantía y confortabilidad mínima, elige SOFANEA