Te presentamos esta mini guía con los conceptos clave que necesitas saber sobre la limpieza de tu sofá:

 

  1. Antes de empezar
    • Lee siempre las recomendaciones del fabricante: esta es la mejor forma de conocer el tipo de tapizado que tiene tu sofá y el método que debes usar para limpiarlo. 

recomendaciones del fabricante

 

      2.  Técnicas de limpieza 

  • Limpieza con aspiradora: Es una técnica sencilla para una limpieza rápida de pelusas, polvo y residuos en general:
    • Retira el sofá de la pared o de la zona de apoyo.
    • Utiliza un aspirador con cabezal adecuado para tapicerías.
    • Realiza movimientos circulares por toda la superficie del sofá.
    • Al finalizar, es recomendable utilizar un cepillo suave para alisar la tapicería.
    • Te recomendamos realizar este tipo de limpieza al menos dos veces al mes.

aspirar sofá

 

  • Limpieza en seco: Se trata de asear los tejidos directamente sobre el mueble con la ayuda de espumas o sprays quitamanchas especiales para tapizados:
    • Muy importante: Antes de utilizar cualquier producto, asegúrate de que éste no afectará a tu tapizado, para ello siempre lee las recomendaciones del fabricante. 
    • Elige el producto que se adecue a la tela de tu sofá.
    • Rocía suavemente y sobre la mancha directamente una pequeña cantidad del producto.
    • Deja actuar el tiempo que marque el producto (generalmente no pasará de unos minutos).
    • Pasa un trapo húmedo por la superficie para retirar el exceso y deja secar.

 

limpieza en seco

 

  • Limpieza con agua: Esta es la mejor técnica de limpieza, la más segura para la vida de tu tapizado y la más cómoda para ti. No obstante, este tipo de limpieza depende mucho de tu tapizado puesto que aquellos con tratamientos especiales (Aquaclean, teflón, etc..) son los más efectivos en cuanto a resultados en este sentido. A parte de repelar el agua y los pelos/pelusas, las manchas no suelen incrustarse y por tanto, son superficiales, lo que facilita mucho la limpieza. 
    • Utiliza un paño húmedo, mejor de microfibra.
    • Realiza pequeños movimientos circulares sobre la mancha.
    • En pocos segundos la mancha desaparece y el sofá quedará seco.
    • En ocasiones, si la mancha lo requiere, es posible utilizar jabón neutro en el paño mojado.

limpieza con agua

 

  • Limpieza a máquina: Es la técnica más tediosa y más incómoda, pero es recomendable utilizarla una vez al año para una limpieza profunda. Sin embargo, ten en cuenta que el abuso de la lavadora puede afectar a la capa de tratamiento del tapizado y hacer que lo pierda paulatinamente con los lavados, por lo que te recomendamos no utilizarla como habitual. Además, piensa que desenfundar un sofá a veces no es tarea fácil, por lo que si lo evitas, saldrás ganando. 
      • Es mejor usar un programa corto en la lavadora, con detergente neutro y agua fría ( máximo a 40ºC)
      • Antes de lavar, aspirar el sofá es altamente recomendable.
      • Meter las fundas en la lavadora del revés con la cremallera cerrada.
      • Debemos tender por el resverso y no plancharlo. En caso de querer hacerlo, la temperatura no debe superar los 110ºC pero recuerda leer las recomendaciones del fabricante para este particular.
      • No usar secadora en ningún caso, no retorcer ni centrifugar.
      • No usar lejía. 

    lavar a máquina

     

          3. Lo que nunca debes hacer

     

    Son recomendaciones lógicas que puede evitarte muchas quebraderos de cabeza y ahorrarte algún que otro euro.

    • No utilices una técnica que el fabricante no recomienda. En la ficha técnica de cada sofá tendrás los símbolos de lavado, limpieza y planchado necesarios para entender qué debes y qué no debes hacer.
    • No utilices productos químicos sin estar seguro/a de ello. Los químicos son abrasivos, por tanto, es muy probable que acabes destruyendo el tapizado. 
    • Olvida los "trucos de la abuela". Quizás en el pasado eran recurrentes porque entonces no existían los tratamientos de telas que hoy tenemos, pero en este siglo no necesitas utilizar limón, amoníaco o alcohol. Piensa que las telas ya vienen preparadas para, precisamente, evitar estos experimentos.
    • No dejes que la mancha se incruste. Aunque a tenor de lo anterior, en determinados tapizados esto ya no ocurre, no debes confiarte. Es recomendable que no dejes esperar mucho tiempo y cojas un trapito húmedo en el momento de manchar la tela. Es 100 veces más efectivo limpiar en el momento que preocuparte de que esa mancha no se quitará en el futuro.
    • Olvídate de la plancha. Las telas de hoy en día no se arrugan (las buenas telas como las que tenemos en Sofanea), puntualizo. El calor es un elemento que hay que tratar con sumo cuidado ya que las telas ofrecen una cierta resistencia pero no podemos pasarnos. 

    no uses químicos

    Ahora debes tener más claro cómo limpiar tu sofá después de leer esta guía.

    Te recomendamos que leas el artículo sobre elegir tapizados que te facilitan la vida para que tengas siempre en cuenta la limpieza a la hora de elegir un sofá. Merece mucho la pena invertir en telas tratadas que te permitirán tener un sofá como nuevo a pesar del paso del tiempo.

    ¡Felices momentos Sofanea! 

     

     

    www.sofanea.es
    Att. Cliente: 960 659 628
    Encuéntranos en: C/ San Pere 72, Gandía (Valencia). CP. 46702