Hoy queremos ayudaros con este artículo a entender vuestros derechos y nuestras responsabilidades. Hoy queremos ofreceros un plus de información para que, antes de realizar vuestras compras con nosotros, entendáis el concepto de garantía que te ofrecemos. 

Es de dominio público el hecho de que cualquier producto que se compra posee una garantía frente al vendedor y fabricante del mismo. La Ley 3/2014 que modifica el Real Decreto Legislativo 1/2007 sobre Garantías en la Venta de Bienes de Consumo especifica una garantía de 2 años para productos nuevos.

El único medio para poder hacer uso de la garantía es a través de la factura de compra, por tanto, es muy aconsejable que se conserve durante ese tiempo por si tienes que echar mano de ella en algún momento. 

La garantía reconoce al cliente el derecho de reparación, sustitución, rebaja o resolución del contrato de compraventa, si bien es cierto, a partir del sexto mes, será necesario que la parte compradora acredite que los vicios o defectos detectados en el sofá tenían su origen en la fecha de entrega del mismo y no con posterioridad.

¿Qué significa esto? Pues concretamente que la garantía determina ciertas exclusiones y exige concretas situaciones para poder utilizarla. Te las contamos:

¿Qué no cubre la garantía de compra?

- Los daños del transporte, accidentes o montaje indebido por parte del cliente una vez realizada la entrega.  Te recomendamos siempre contratar el servicio de entrega a domicilio + instalación con Sofanea y revisar la mercancía minuciosamente antes de firmar el albarán.

- Uso indebido impropio del fin para el cual el artículo fue conferido. Manipulación, negligencia o desgaste por el uso habitual del producto. 

- Quemaduras, cortes, arañazos, marcas provocadas por el cliente o un tercero.

- Limpieza incorrecta no acorde con las recomendaciones del fabricante.  Puedes ver las indicaciones de lavado en la ficha técnica del producto o bien, preguntarnos directamente.

- Deterioro del tapizado o del color por exposición a fuentes de calor. Así como también cambios en el color por uso habitual, suciedad, polvo o el paso del tiempo.  Te recomendamos que el sol no dé directo a través de alguna ventana o puerta sin protección, como cortina, estor, etc...

- Deformaciones y pérdida de volumen en respaldos, asientos y colchones por el uso, tanto habitual como indebido.  Asegúrate de escoger un sofá con un mínimo de 30kg/m3 de densidad en los asientos, te asegurará un mínimo de confortabilidad y durabilidad.  En caso de sobrepeso, es recomendable utilizar una densidad de 35kg/m3 en los asientos.

- El desgaste en general, y particularmente en patas, bajos y brazos del sofá.

- Malformaciones en el arcón del sofá o en cualesquiera otros módulos por un ejercicio indebido de presión o uso del mismo.

Aconsejamos siempre ser minuciosos en la comprobación del sofá cuando se produce la entrega e informar de cualquier anomalía en el albarán del transportista, es el único modo mediante el cual poder hacer uso del seguro sobre la mercancía.
Así mismo, ante cualquier duda, te recomendamos nos preguntes o escribas a fin de poder asesorarte y ayudarte en todo el proceso de compra y postventa del sofá.

¿Te ha servido de ayuda? ¡Espero que sí!

También puedes leer estos artículos para mayor información:
Felices momentos Sofanea...
www.sofanea.es
Att. Cliente: 960 659 628
Encuéntranos en: C/ San Pere 72, Gandía (Valencia). CP. 46702